En el caso de que no tenga experiencia náutica, la práctica sería clave para desarrollar la confianza en uno mismo para incrementar el disfrute de la navegación. En unas sesiones prácticas se podrán establecer los diversos aspectos que implican ser el propietario de una embarcación y su navegación. Introducción a la navegación, evaluar los vientos y el mar y como mantener el interés de la familia.

Atracar y desatracar, anclar, maniobrar, practicar los nudos marineros explicando el por qué. Además se facilitará información sobre las normas de navegación, el código de conducta, la etiqueta de la bandera, y los términos náuticos. La continuación lógica es la navegación costera sencilla y el uso de medios de navegación modernos como son el GPS, el piloto automático y el radar. La interpretación de mapas meteorológicos y las previsiones.

Navegación en conserva o flotilla a la isla de Ibiza para obtener aún más experiencia durante “la travesía” y navegar sin ver la costa.
Finalmente se puede explicar la navegación astronómica.